Diana
(25 años), Cicero

Como muchos padres y madres durante una pandemia global, Diana se quedó muchas veces sin palabras al querer explicar la situación a sus dos hijos, Noel, de 7 años, y Benjamín, de 8 años. “Estaban tan asustados. No dejaban de preguntarme ‘¿Cuándo acabará la COVID?’ y yo no podía darles ninguna respuesta”.

Aunque los niños se mantienen ocupados jugando con sus piezas de Lego y tomando clases virtuales, Diana sabe que no es lo mismo que sus reuniones de juego normales, las clases presenciales y las visitas familiares durante el carnaval.

La madre de 25 años y auxiliar médica en el consultorio de un cardiólogo ha visto cómo amigos, familiares y pacientes han perdido a sus seres queridos a causa del COVID-19, y sabe que ésta es su oportunidad para tener un futuro mejor y más saludable, tanto para su comunidad como su familia.


Me da esperanza que mis hijos puedan volver a tener una vida más normal

es_ESEspañol